Archivo de la etiqueta: participación

Transgénicos y Seguridad Alimentaria

Voces

La Habana, 7 oct.- El debate alrededor de los alimentos transgénicos se hizo presente en otro espacio de la capital cubana. Bajo el título «Transgénicos y seguridad alimentaria», el Centro Cultural «Dulce María Loynaz» efectuó, el pasado miércoles 6, un panel para reflexionar y dialogar sobre la cultura de la salud.
La mesa estuvo integrada por dos de los principales científicos que han estimulado las deliberaciones sobre el tema, el agroecólogo Fernando Funes y el filósofo Carlos Delgado, quienes profundizaron en el análisis de las nuevas tecnologías, los modelos agroculturales y su impacto en la alimentación.
El tema fue presentado como parte de las actividades por el Día Mundial de la Alimentación. Se recordó allí que la FAO reconoce la potencialidad de los alimentos transgénicos para paliar el hambre y la desnutrición que afectan a millones de seres humanos en el planeta.
No obstante, “en la agricultura es necesario aprovechar las condiciones locales para tener una producción diversificada, que haga que yo no dependa de un mercado externo, ni de insumos, ni de productos terminados para poder autoabastecerme”, enfatizó Delgado al referirse a la seguridad alimentaria.
“No se puede decir nada absoluto con respecto a las nuevas tecnologías: ni rechazarlas ni aceptarlas a ciegas. Las nuevas tecnologías representarán siempre un conjunto de oportunidades y de riesgos”. Así se expresó el filósofo, quien recalcó la necesidad de una evaluación y un control social de estas tecnologías.
María Victoria Luna, funcionaria del Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos (INHA), dio fe de las evaluaciones realizadas al maíz FR-Bt1 en su institución. El Registro Sanitario de Alimentos del INHA evaluó todos los aspectos relacionados con la inocuidad de los alimentos, requeridos para poder autorizar la siembra de este maíz en el país.
Delgado considera que el asunto de las decisiones sociales y la amplia participación pública para la toma de esas decisiones “es el talón de Aquiles de Cuba, y la gran posibilidad que Cuba tiene”. A su vez, reclama la participación de otros actores sociales involucrados en el tema, sobre todo a los campesinos.
Las limitaciones de los espacios de debate sobre este tema fueron mencionadas por el biólogo Carlos Martínez. “La prensa nacional no ha sido capaz de absorber el debate; los que estamos preocupados por el tema hemos tenido que mover el debate a Internet”, puntualizó el científico.
Fernando Funes, por su parte, hizo reconocimiento a los veinte años de desarrollo del modelo agroecológico cubano, y comentó acerca de la capacidad de la isla para generar su propia tecnología y su propia visión acerca de la producción de alimentos.
Para Funes no son compatibles los transgénicos con el modelo agroecológico. “Miles de personas han trabajado duramente para modificar la agricultura cubana en una agricultura más resiliente al cambio climático, producir una variedad de maíz que tiene la capacidad de soportar la sequía, los cambios en la temperatura, y que son parte de la tradición y la cultura campesina”, aseveró el investigador.
Según el agroecólogo, la tecnología de los transgénicos implica la recuperación de un modelo agrícola convencional, de altos insumos, altamente dependiente de decisiones externas, y que quitan autonomía al agricultor.
El espacio «Letra con Vida», culminó con la presentación del libro: «Transgénicos ¿Qué se gana?, ¿Qué se pierde? Textos para un debate en Cuba», compilados por Fernando Funes y Eduardo Freyre, y publicado por el Centro Félix Varela. (2010)

FUENTE: Cuba a la mano